Frases Celebres

Últimas frases publicadas
Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello, que en mi juventud me deslumbraba. Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba de la gloria en las flores, no hay que afligirse. Porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo.
Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que, constante y paciente, la sostiene en la sombra.
Es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla y disipar toda duda.
Ningún efecto procedente de la razón puede durar eternamente, porque los deseos de los hombres suelen cambiar según las influencias del cielo.
Hacerse adulto es aprender a vivir en la duda y a desarrollar, mediante la experiencia, su propia filosofía, su propia moral. Evitar el "prêt-à-penser".
Dos excesos: excluir la razón, no admitir más que la razón.
La responsabilidad de evitar los conflictos incumbe a los hombres políticos; la de establecer una paz duradera, a los educadores.
Pensad que todas las maravillas objeto de vuestro estudio expresan la obra de varias generaciones, una obra colectiva que exige a todos un esfuerzo entusiasta y un penar inevitable. Todo eso, en vuestras manos, se convierte en un legado. Lo recibís, lo respetáis, lo ampliáis y, más tarde, lo transmitís fielmente a vuestra descendencia. Somos pues mortales inmortales, porque creamos juntos obras que nos sobreviven.
He buscado la felicidad en todas partes, pero no la encontrado más que en un rincón, con un libro.
Aprendemos los alfabetos y no sabemos leer los árboles. Los robles son novelas, los pinos gramáticas, las viñas son salmos, las plantas trepadoras proverbios, los abetos son alegatos, los cipreses acusaciones, el romero es una canción, el laurel una profecía.

 

 

 

 

Secciones
Recomendados